La berrea en el Cíjara

El último fin de semana del mes de septiembre estuvimos en la Reserva Regional del Cíjara, viendo y oyendo la berrea, que es el sonido gutural que emiten los machos de ciervo durante el período de celo para llamar a las hembras.

Resulta impresionante oír  la berrea del ciervo; por supuesto, también ver las luchas y oír el choque de  las cornamentas. Desde los miradores-observatorios en medio del monte, solamente tienes que estar en silencio para oírlos; para verlos, mirar con detenimiento y prismáticos, sin duda, unos buenos prismáticos ayudan mucho (los de los guardas de la Reserva del Cíjara son de 10×50 ¡qué diferencia¡); comparados con los que llevábamos ¡era otra la película¡

También se puede hacer senderismo, tienen un conjunto de pistas en muy buenas condiciones para caminar (también para bicicleta). Los paseos son muy productivos, se ven muchos animales: jabalíes, zorros, gamos, ciervos, buitres, rapaces, etc.. mientras oyes SOLAMENTE los sonidos de la naturaleza. Aunque todos sabemos que debemos ser respetuosos con el medio ambiente, en la Reserva del Cíjara han elaborado un código ético del buen visitante que es bueno repasar antes de iniciar el camino.

Además, en esta ocasión, mientras estábamos cenando en el porche de la casa nos visitó un ciervo macho adulto que se paseó durante unos minutos delante de nosotros ¡precioso¡ , no sabría deciros quién estaba más sorprendido … bueno sí, mi hijo ¡supongo que os podéis imaginar la cara¡

Esos días se celebró CITUR 2011, es la feria del turismo de caza y pesca del Cíjara y, aunque nosotros no somos aficionados, pasamos a visitarla; aprovechamos para degustar productos de la zona ¡muy bueno el queso de cabra, la mermelada de peras al vino y la de boletus con pimienta ¡

Para que os hagáis una idea, os dejo un vídeo de youtube, sobre la berrea en la Reserva Regional del Cíjara:

¡qué vienen los franceses!

El 23 de julio de 2011 Gumiel de Izán (Burgos) se sumó a la recreación histórica  de la IV Francesada

La representación en Gumiel de Izán consistió en dos actos: uno hacia las 8 de la tarde en el que los soldados franceses “pasearon” por las tabernas del pueblo buscando a un correo francés desaparecido. Los gomellanos (ataviados con trajes y herramientas de la época) hacían frente al invasor y se resistían a sus imposiciones.

El segundo, que arrancó sobre las 11 de la noche, comenzó con la lectura de un bando del capitán francés amenazando al pueblo por su falta de colaboración. Los soldados franceses procedieron al asalto de las casas (para ganarse al público infantil tiraban caramelos por las ventanas de las casas asaltadas), detención del Alcalde, “incendio” de la iglesia y “batalla final” (con disparos incluidos) entre los soldados franceses y el Regimiento Arlanza  del Cura Merino .

Resultó muy entretenido; a mi hijo le gustó muchísimo, aguantó hasta que terminó la recreación (ya de madrugada) escuchando muy atento las explicaciones finales del capitán del Regimiento Arlanza (después, en casa, vinieron las miles de preguntas sobre lo que había visto).

Esta recreación de la emboscada de los hombres del Cura Merino a las tropas francesas en Hontoria de Valdearados, comenzó hace cuatro años, y ahora ha ampliado el área donde se representan. Diversos municipios ribereños se han ido sumando a esta iniciativa. Finalmente, este año (además de la escaramuza  en Gumiel de Izán) se ha visto en la capital ribereña: Aranda de Duero , con un desfile de las tropas francesas (con cañón incluido).

Estas recreaciones se realizan todos los años por las mismas fechas (es en verano y, por lo tanto, una disculpa muy buena para visitar la comarca) ¡apuntadlo en la agenda¡

Para que os hagáis una idea de lo que pasó, ahí van un par de vídeos:

13 min –Gumiel de Izán-

10 min –Aranda de Duero

 


Las loberas de Caleruega (Burgos)

El martes 26 estuvimos visitando las loberas de Caleruega (Burgos). Forma parte del proyecto del “Observatorio de la biodiversidad de la Ribera del Duero” inaugurado en 2010.

Las loberas son construcciones circulares que se situaban en los corrales en los que se guardaban los rebaños para pasar la noche. Disponen de una sola entrada y de un respiradero o chimenea. Los pastores las utilizaban para descansar por la noche, al calor del fuego y, por supuesto, para protegerse de los lobos.

Tanto la lobera con los corrales, como el entorno nos gustó mucho; el mirador permite unas vistas espectaculares del monte (muy bien cuidado, por cierto). Es una pena que no disponga (entiendo que es un problema económico) de un guía que facilite información in situ. El sitio permite pasear, hacer una merienda (de bocadillos, ¡nada de fuego¡) y pasar una tarde con los niños en plena naturaleza.

Llegar hasta las loberas es complicado, fundamentalmente porque no hay indicaciones. Hay que salir de Caleruega en dirección a Clunia, a unos 2 km, en una curva a la izquierda y frente a una chopera sale un camino que te conduce directamente hasta uno de los corrales. Puede servir de orientación el mirador. Para ver el ecomuseo de las loberas hay que pedir las llaves en:  Bar La Plaza, C.T.R. Las Peñas,  Hotel el Prado de las Merinas o llamar al teléfono del Ayuntamiento: 947 53 40 05.

Para los amantes del senderismo, disponen de una ruta: sendero de las loberas en Caleruega (algo más de 10 km).

Como no disponen de página Web que agrupe y amplíe la información, os adjunto el vídeo de la inauguración del ecomuseo, además de las declaraciones de las autoridades, os podéis hacer una idea de lo que se puede ver.

Guías de viajes para niños

  Mi amiga Belén me envía un enlace muy adecuado para esta época del año que se nos avecina: las vacaciones.

Desde la Web memolaviajar.com nos ofrecen una serie de guías, 7 en total: Lisboa, Madrid, París, Roma, Londres, Barcelona y Nueva York. Están pensadas, especialmente, para niños de entre 8 y 12 años.

En la Web nos indican que no son guías para viajar con niños. El objetivo es:  “con estas Guías de viaje para niños, los niños podrán hacer lo mismo que tú: disfrutar del viaje a la vez que aprenden historia, costumbres, e idiomas. Podréis compartir información y convertir ese viaje en un recuerdo imborrable para ambos”.

Estas guías se pueden hojear en la Web y, después, si os interesa, se pueden comprar. El enlace te lleva a La casa del libro. El precio de cada guía es de 7,50 euros.

En   memolaviajar.com  tienen en construcción un apartado de “guías Web”, estaremos atentos a las novedades que ofrezcan.

Ya nos comentaréis si resultan provechosas y prácticas.