Talleres de verano 2013: “un zoo de película” en el zoo de Madrid

Este verano el taller de verano del  zoo de Madrid era: “un zoo de película” . Después de lo bien que se lo pasó el año pasado  (leer post  la vuelta al mundo en 5 días) había que repetir la experiencia.  De nuevo, se lo está pasando muy, muy bien.

En esta ocasión el campamento (un zoo de película) tenía como objetivo general: “conocer la biología las especies de las películas de dibujos y sus amenazas. Descubrir qué cosas son ciertas y cuáles son ficticias de todas las que nos cuentan en las películas”. Han repasado casi todas las películas infantiles en las que aparecen animales: Río, el Rey León, la Sirenita, Madagascar, Tarzán, Buscando a Nemo, el Libro de la Selva, Copito de Nieve, etc…

Cada día de la semana lo han dedicado a una o varias películas;  visitaban a los animales que aparecían, les explicaban el hábitat en el que vivían,  si estaban o no en peligro de extinción, cómo se alimentan, etc …. Uno de los días hicieron de etólogos, realizando trabajos de observación de primates (como si fueran Jane Goodall, iban anotando en un cuadernillo las diversas acciones que realizaban los primates); también han trabajado con la pirámide trófica y muchas experiencias más. Todo ello en un entorno de juegos: muévete como un delfín, el marcaje de los pandas, que no te pise la medusa, etc   …. ¡en fin¡  una semana muy divertida.

La programación diaria es igual que la del campamento de 2012: cada día, a las 9 de la mañana comenzaban la jornada de campamento en el zoo. Lo primero taller en el que veían una presentación con información de las películas y animales relacionados con las actividades programadas. Antes de pasar a realizar los talleres y visitar a los animales, los niños tomaban un tentempié (sandwich y zumo). Este año han preparado disfraces y coreografías para, el viernes, realizar la representación teatral: “de película”. Hacen un descanso para la comida hasta las 4 de la tarde, hora en la que terminaba la jornada.

El campamento se puede realizar en español y/o en inglés, esta última opción se realiza si hay un número mínimo de niños interesados.

La experiencia, como el año pasado, está siendo muy buena. ¡A ver con lo que nos sorprenden al año que viene¡

Campamentos en el zoo de Madrid

La semana pasada mi hijo estuvo en un campamento en el zoo de Madrid. Se lo pasó muy, muy bien; no deja de contarnos miles de cosas que ha hecho y aprendido durante esos días: sobre animales, cómo ser respetuosos con la naturaleza, usos y costumbres en otros países, medios de transporte ecológicos, etc..

El campamento llevaba por título: la vuelta al mundo en 5 días. Cada día de la semana lo han dedicado a un continente y a sus animales: les ha dado de comer, han jugado a diversos juegos relacionados con cada continente, etc …

Cada día, a las 9 de la mañana comenzaban la jornada de campamento en el zoo: lo primero taller en el que veían una presentación con información de cada continente. Antes de pasar a ver los animales, los niños tomaban un tentempié (sandwich y zumo). A continuación comenzaban las visitas y las actividades en las zonas (hábitat) en las que están ubicados  los animales, con un descanso para la comida hasta las 4 de la tarde, hora en la que terminaba la jornada.

El campamento se puede realizar en español y/o en inglés, esta última opción se realiza si hay un número mínimo de niños interesados.

La experiencia ha sido muy buena; de hecho, mi hijo, me dicho que: “mamá, una tarde de esta semana  tenemos que ir al zoo para enseñarte muchos animales que tú no conoces”

Dinosaurios en el zoo de Madrid

Entre el miedo, la curiosidad y con muchísimos nervios comenzamos la visita al zoo de Madrid. Los responsables de estas sensaciones eran las réplicas robotizadas (catorce en total) que se han instalado en el lago, en la zona de los flamencos, cigüeñas, ibis, etc…

La verdad es que por su aspecto, los movimientos y los rugidos que emiten parecen recién traidos del jurásico para sorprendernos… a los más pequeños bastante; algunos papás hacían verdaderos esfuerzos en convencer a los niños para que se acercaran y les tocaran… (con poco éxito en algún caso).

Otros niños (a partir de 5 años) se divertían mucho recibiendo las descargas de agua que expulsaban por la boca un par de dinosaurios.

A mí me recordaron a una exposición sobre dinosaurios que hubo en Madrid hace unos años (en Príncipe Pío durante la Navidad).

Esta exposición pretende concienciar sobre la importancia de la conservación de las especies en peligro de extinción, por ejemplo: el oso panda gigante, el águila imperial, el visón europeo, etc… (consultar la lista roja de estos animales).

Un motivo más para pasar un día divertido viendo animales. Esta exposición estará instalada hasta el 24 de junio.