Rompe Ralph

romperalph

Rompe Ralph es el personaje de un videojuego, pero  no de uno cualquiera, sino uno de aquellos que alojados en voluminosos armatostes de madera coloreada, se disponían en fila en las salas de juego de nuestra infancia. Competían entre ellos para llevarse el favor de los niños, y no tan niños, que depositaban sus monedas para pasar un rato divertido.

Era la época en la que los videojuegos no estaban en las casas y cuando uno hablaba de consolas  se refiera a un mueble; cuando jugar era un acto social infantil y donde los personajes eran seres entrañables y familiares

En este entorno es en el que se desarrolla esta película de animación, a la que hay que agradecer, ¡y es lo mejor de la película¡, la hábil mezcla  de estos personajes tan cercanos. El problema es que para los niños de hoy, a los que estaría dirigida al película  este guiño no es suficiente, apenas conocen a PacMan, a los marcianitos mutantes y a los fornidos guerreros del ciberespacio de los juegos de acción. No se parecen a los que ellos están acostumbrados.

La historia: Rompe Ralph un malo muy tierno, está cansado de hacer de malo y, sobre todo, que nadie valore su trabajo como destructor, tan importante como el del hombre perfecto Repara-Felix Jr., que es el que da nombre al juego. El desencadenante de la trama es la celebración del aniversario del juego, donde todos los personajes se olvidan de Ralph. Este decide demostrar a sus convecinos de juego que es digno de cariño y reconocimiento, y ¡qué mejor forma  que conseguir una medalla¡ Pero las cosas no son tan fáciles; para ello tiene que hacer cosas prohibidas (cambiar de videojuego), involucrar a otros personajes y ponerles ante situaciones que amenazan la supervivencia de todos los juegos del arcade.

En definitiva, entretenida pelicula para los niños, que se lo pasan bomba y permanecen atentos. Sirve además para desintoxicarlos de las empalagosas películas navideñas que han inundado la cartelera estos días y, para que, los padres recuerden los años en los que jugar implicaba tener un duro en el bolsillo y elegir “la maquina” en la que queríamos gastarlo. Game over¡¡

Para haceros una idea aquí tenéis el trailer oficial:

Publicado en Películas. Etiquetas: . Leave a Comment »